ESTOY BUSCANDO TRABAJO. Pincha ESTE ENLACE para ver mi Curriculum Vitae

sábado, 12 de mayo de 2018

JÉRICA Y NOVALICHES POSEEN LAS REFERENCIAS MÁS ANTIGUAS DE LA COMUNIDAD VALENCIANA DE LA CELEBRACIÓN DE "BOUS AL CARRER"

Jérica y Novaliches: las dos referencias más antiguas de toros de calle de la Comunidad Valenciana, pues en 1369 y 1372 se celebraron toros de calles respectivamente

El camino para encontrar la referencia más antigua sobre toros en la Comunidad Valenciana está abierto. La búsqueda de documentación referente a la celebración de festejos taurinos populares está aportando interesantes resultados. 

Hasta ahora se pensaba que los primeros datos fiables de celebración de corridas de toros en Valencia databan de fines del siglo XIV, concretamente en 1373, con ocasión de la visita efectuada a la capital del Turia por la esposa del infante don Juan, duque de Gerona, construyéndose «barreres o cadafals» en el mercado para el juego de toros. Así queda reflejado en la resolución de 20 de febrero de 2012, de la Conselleria de Turismo, Cultura y Deporte, por la que se incoa expediente de declaración de Bien de Interés Cultural Inmaterial, a favor de los espectáculos taurinos “las corridas de toros” y los festejos taurinos tradicionales “els bous al carrer” en todo el ámbito territorial de la Comunitat Valenciana. 

A nivel provincial la primera referencia estaba localizada en Vila-real en el año 1375 e inmediatamente se situaba Segorbe en el año 1386 con infinidad de documentación: sobre su celebración entre los días de San Juan y San Pedro; que los llamados “toros de la terra” los suministraban las carnicerías de la ciudad, tanto la cristiana como la morisca; que también se corrían bueyes, que un toro que se exhibió era del Perelló, que el consejo municipal era el responsable de instalar las barreras… tanta documentación aparecida sobre dicho año revela que los toros de calle se celebraban en Segorbe con antelación, aunque desconocemos en concreto fechas anteriores a las citadas. 
Pero si tenemos en cuenta que la primera fecha conocida es el año 1373 y está datada en Valencia, debemos corregirla a favor de Jérica El hecho tiene una connotación histórica que es interesante repasar. 

Un documentado y laborioso trabajo, realizado sobre la “Historia de Caudiel” del Cronista y académico correspondiente de la Real de Cultura Valenciana, Teodoro López Díaz, señala como en el mes de febrero de 1369 murió Juan Alfonso de Jérica, último señor de la villa y con él se extinguió la casa de Jérica al no dejar herederos varones. 

La villa, se vio inmersa en un pleito sucesorio, pero fue entonces devuelta al rey Pedro IV de Aragón, el Ceremonioso, como bien real. A pesar del conflicto, el 21 de abril de 1369 “el rey tomó posesión del señorío y juramento de los Fueros de Aragón; todos los pueblos de la tenencia le ofrecieron vasallaje con grandes fiestas: bailes, danzas y corridas de toros”. Llama la atención el cronista sobre esto último por que “posiblemente esta sea la primera noticia documentada sobre las populares fiestas de toros, tal y como hoy las conocemos”

Lleva razón Teodoro López ya que hasta ahora no hay una referencia taurina anterior a 1369, pero también tenemos una referencia sobre la segunda en ese orden cronológico y también está localizada en la comarca del Palancia y en el municipio de Jérica pero en esta ocasión en Novaliches, pedanía perteneciente al primero.


Pedro IV el Ceremonioso   y    Martín I El Humano

Y es que en el año 1372 el mismo rey Pedro IV el Ceremonioso decidió hacer de Jérica condado y dar investidura de él a su hijo, el infante don Martín de Aragón –luego rey Martín I el Humano-, en feudo para equiparar la dotación que aportaba en matrimonio, la señora de Segorbe, María de Luna –luego reina consorte-, cuya boda se celebró el 13 de junio de 1372. 

Por la investidura y toma de posesión como señor de Jérica en 1372, (tuvo que ser antes de la boda), la Villa y Tenencia de Jérica tributó “al serenísimo infante don Martín” un extraordinario recibimiento que explica en su “Historia de Xérica” Francisco del Vayo, del que se conmemora ahora el V Centenario de su Nacimiento. 

Dice Vayo que el infante Martín iba de paso desde Zaragoza hacia Segorbe donde se encontraba su esposa y en Novaliches se le organizó el mayor recibimiento y regocijo posibles con “danzas, bailes, corros de toros y otras fiestas” y para ello concurrieron y contribuyeron Jérica, El Toro, Viver, Caudiel, Novaliches, Pina, Barracas y Benafer “y aquellos dichos pueblos salieron al recibimiento del dicho señor para darle el parabién de la venida”. 

En concreto, gracias a Vayo, conocemos los gastos que tuvo que soportar Novaliches en el recibimiento del infante y así, entre dos días, jueves y viernes, se pagó 6 sueldos y 7 dineros de carne, 9 sueldos 10 de pan, 12 sueldos de vino, 1 sueldo 4 dineros en leña, 11 sueldos en salsa y 1 sueldo 2 dineros en sardinas. Seguramente con el tiempo saldrán otras referencias anteriores a las dos citadas, localizadas estas en Jérica y Novaliches, pero a fecha de hoy, nadie puede negar a estas dos poblaciones el privilegio de contar con las dos referencias más antiguas de la Comunidad en toros de calle.
Fuente: Rafael Martín Artíguez - El Periódico de Aquí
Fotos: Chesco Callejeros Taurinos / Fotos MiArroba

No hay comentarios:

Publicar un comentario