ESTOY BUSCANDO TRABAJO. Pincha ESTE ENLACE para ver mi Curriculum Vitae

LA CONFERENCIA DE LA ASOCIACIÓN CULTURAL CARTUJA DE VALLDECRIST SOBRE EL RETABLO MAYOR DE LA CARTUJA APORTA SORPRENDENTES REVELACIONES

La conferencia de Helios Borja y David Montolio organizada por la Asociación Cultural Cartuja de Valldecrist pone en entredicho que el Retablo de Ntra Sra. de los Ángeles y de la Santa Cena perteneciera a Valldecrist
La conferencia organizada por la Asociación Cultural Cartuja de Valldecrist, enmarcada en su ciclo de conferencias para conmemorar el sexto centenario de la muerte de Martín el Humano, reunió el pasado miércoles 22 de septiembre a medio centenar de personas, que dejando por un momento de lado las fiestas patronales, se acercaron hasta el Salón de Sesiones del Ayuntamiento de Altura para escuchar la conferencia que bajo el título "El Retablo de Santa María de los Ángeles y de la Santa Cena: ¿Retablo Mayor de Valldecrist", presentaron el Doctor en Historia y Profesor de la EPA Alto Palancia Helios Borja Cortijo, y por el Conservador del Museo de la Catedral de Segorbe y Licenciado en Bellas Artes David Montolio Torán.



En la exposición, estos dos expertos en el arte y la historia de la comarca del Alto Palancia, dejaron de manifiesto que el magnífico retablo conservado en la Capilla del Salvador de la Catedral de Segorbe, y que hasta ahora los expertos tenían por el retablo de la Iglesia Mayor de la Cartuja de Valldecrist, presenta demasiados interrogantes para esto sea cierto.


Según comenzó Helios Borja, el retablo como tal fue montado en 1949 con restos de varios retablos pintados, eso sí, por Joan Reixach en el siglo XV. De ello hay constancia documental en el archivo de la catedral segorbina, amén que un vistazo a la parte trasera del mismo denota a las claras que más parece un puzzle que una misma obra, aunque exteriormente el conjunto posea cierta armonia.

Tampoco las fuentes que afirmaban que este retablo fue pintado para la cartuja por encargo de los Zarzuela, Señores de Jérica, (incluidas las cartujanas) son ciertas. Aquí de nuevo Helios Borja echó mano de otras fuentes conservadas en archivos provinciales y publicadas en algunos libros para poner en entredicho dicha afirmación, pues en ellas se puede leer como la relación entre los Zarzuela y la cartuja no era armoniosa, sino bastante conflictiva ante el impago continuo de los herbajes de Jérica a los cartujos.

Llegados a este punto, entraron los dos conferenciantes a "desmontar" el retablo, pues sobre él se tenía por cierto que los dos personajes que ofrendan a la Virgen (representados por San Francisco de Asís y Santa Úrsula) son Francisco Zarzuela y su esposa Úrsula Mercader, que según las fuentes cartujanas, costearon los 300 florines de oro que costó el retablo. Sin embargo, como Francisco del Vayo apunta en su "Historia de Jérica", la esposa de Francisco Zarzuela no se llamaba Úrsula, sino Yolanda. Y además, según destacaron también los ponentes, la citada señora tenía una marcada inclinación por la orden franciscana, en la que en su testamento solicitaba que bien en el de Segorbe bien en el de Valencia, fuera enterrado su cuerpo cuando falleciese. Por si esto fuera poco, los escudos que aparecen pintados (e incluso repintados con las armas de Valldecrist encima) tampoco pertenecen a esta familia, sino a la familia Ruiz de Moros, coincidiendo con el mecenazgo que hablan las crónicas cartujas ...

Aquí es cuando David Montolio se centró en la tabla que representa a Nuestra Señora de los Ángeles, y basándose en la iconografía representada (como la ofrenda de manzanas a la Virgen; los oferentes -que visten hábitos de otra órden monástica; los santos representados...) y otros muchos detalles artísticos similares a otros retablos semejantes, comentó que la imagen que se pretende representar es la de la Porciuncula (que muesra a San Francisco de Asís postrado frente a la Virgen de los Ángeles), que nada tiene que ver con la Cartuja, más inclinada a la Asunción de la Virgen. Tampoco la peculiar Tabla de la Eucaristía, con sus semejanzas artúricas por aquello de la Mesa Redonda, se ajusta a la iconografía cartujana, que se muestra más inclinada por las tablas de la Pasión de Cristo y su Crucifixión que por la Eucaristía, expandida también por los franciscanos. Y por último, el remate del retablo queda patente que no es el original del retablo, por ser más estrecho que las tablas centrales. Así pues, sólo las calles laterales del retablo pertenecieron a la cartuja, pues los santos representados sí se ajustan tanto a la iconografía cartujana como al credo de la población en la que se ubica, al aparecer el Arcángel San Miguel, patrón de Altura; San Martín, santo del fundador -Martín I-; y las armas de los fundadores de Valldecrist.

Con todos estos datos, lo que pretendían explicar que las pistas y motivos que surgen por doquier referentes a este retablo, apuntan más a que las tablas centrales fueron confeccionadas para el Convento de Franciscanos de San Blas, y que por causas desconocidas en algún momento se desmontó y, en el siglo XVII, Melchor de Ocaña acopló esta parte con unos laterales cartujos y los donó, como retablo antiguo, a los Capuchinos (rama de los franciscanos) que también se ubicaba en Segorbe, y que además estaba dedicado a la Virgen de los Ángeles, cosa que no se puede decir de la Iglesia Mayor de la Cartuja, pues en ningún momento aparece dicha advocación como titular del templo, ni tan siquiera en las festividades guardadas por la orden cartuja.

Y es que si se consulta el calendario litúrgico conservado en el Archivo Municipal de Castellón, de finales del siglo XIV (momento de la fundación del cenobio) y con anotaciones hasta el XVIII;, en el que se recogen los santos y advocaciones marianas celebradas en Valldecrist; se puede comprobar que no aparece por ningún lado la fiesta a Nuestra Señora de los Ángeles. De haber sido la titular de la iglesia mayor, hubiese estado.

Además, según afirmó David Montolio, si se habla de dimensiones queda claro que este retablo no pudo presidir la Iglesia Mayor, ya que sus dimensiones son casi tres veces más pequeñas que las de aquel templo. Más bien se ajustaría a una iglesia de pequeño tamaño, como la que existió en el convento capuchino. Es más, la mutilación de la parte central del retablo de la Santa Cena también apunta en este sentido, pues sería retirada de este para poder dejar en el hueco resultante los elementos litúrgicos para celebrar la misa, en un momento en que esta celebración se realizaba de espaldas a los fieles.

Con todos estos datos, demasiados son pues los puntos que tiene en su contra este retablo para que en su día presidiese la iglesia mayor de la cartuja, que al parecer en un primer momento tuvo como decoración del altar un conjunto de esculturas y retablos menores (como las calles de este retablo), hasta que fue instalado el retablo mayor que hoy preside la iglesia parroquial de Altura.

Leído todo esto, se observa como a veces no todo lo que dice un autor es cierto, por muy vinculado que esté al lugar sobre el que escribe, y que hay que estudiar las demás fuentes para comprobar que todo encaja y se pueda dar por cierto. Y desde luego, estos dos estudiosos lo han demostrado, y para que lo quiera estudiar más a fondo, publicarán parte de este trabajo en el boletín que la Asociación Cultural Cartuja de Valldecrist pretende tener listo para finales de este año, junto a las demás ponencias realizadas durante este año en el que se conmemora el VI Centenario de la muerte de Martín de Aragón, fundador de la Cartuja de Valldecrist.

La Asociación Cartuja de Valldecrist cuelga de nuevo su cartel de visitas guiadas a la cartuja

Por otro lado, la Asociación Cultural Cartuja de Valldecrist ha vuelto a colocar, tras solicitar el permiso a la Concejala de Turismo, Fiestas y Bienestar Social del ayuntamiento de Altura, Ana Vidal Gil,  el aviso en la puerta de acceso al recinto cartujo que facilita el teléfono a los interesados en visitar con un guía las ruinas de la Cartuja. Con ello pretende reactivar la afluencia de visitantes al antiguo cenobio y las visitas guiadas.

2 comentarios:

  1. Quiero felicitar muy sinceramente a los responsables de este blog por los magníficos contenidos que nos presenta y que nos hace amar, aún más si cabe, a los entrañables pueblos que conforman el Alto Palancia. Os animo a seguir por estos derroteros pues la unión hace sin duda la fuerza.

    Salvador Raga Navarro
    PRESIDENTE
    Asociación Cultural VIA VICENTIUS - GOGISTES VALENCIANS

    ResponderEliminar
  2. Gracias a ti, Salvador, por la magnífica labor de investigación y difusión del patrimonio oral religioso de los pueblos valencianos, y por enseñarnos los retablos sobre un santo tan popular como San Vicente Mártir y su ruta.

    ResponderEliminar