ESTOY BUSCANDO TRABAJO. Pincha ESTE ENLACE para ver mi Curriculum Vitae

HISTORIA DE LA BÚSQUEDA DE UN SOLDADO QUE LUCHÓ EN JÉRICA

Cuando se cumplen 80 años de la Batalla de Levante, todavía hay familiares que buscan a algunos de los militares republicanos que participaron en aquel frente, y que por motivos desconocidos no llegaron a casa. Esta es la historia de la búsqueda del Soldado Miguel, relatada por su hijo y nieto en un libro y página web, disponibles gratuitamente para aquellos interesados en este tema.

A veces, escribir este blog te lleva a conocer a gente de puntos lejanos, ayudarles con sus inquietudes, y conocer historias sorprendentes. Una función que realizamos con sumo gusto, y más, cuando sus protagonistas agradecen este gesto desinteresado haciéndote partícipe de su trabajo, incluso realizándote una dedicatoria en las primeras páginas de un libro.

Miguel Gea Almodóvar y Miguel Ángel Valverde Gea en Jérica
Uno de estos casos tuvo lugar hace unos meses, cuando contactó con nosotros Miguel Ángel Valverde Gea, quien junto a su tio Miguel Gea Almodóvar, deseaban información para conocer la línea defensiva "La Muela - Aceitenebro", creada durante la Guerra Civil Española para salvaguardar la brecha abierta en la línea XYZ entre Caudiel y Jérica.

El motivo de su interés era visitar las trincheras en las que su respectivo abuelo y padre, Miguel Gea Gil, luchó contra el ejército franquista durante los últimos meses de la contienda, y donde desapareció cuando fue licenciado para volver a casa una vez acabada la guerra.

Ante tamaña responsabilidad, y dado que no podía atenderles personalmente debido a mis obligaciones laborales, se los remití a un excelente conocedor de ese terreno, e impulsor de su señalización como sendero local, Jesús Monleón Peiró, que los llevó hasta los principales elementos de dicha línea militar.

Nº de páginas: 112 págs. 
Edición: digital 
Lengua: Castellano 
Fecha Publicación: Diciembre 2017 
Descarga gratuita
Ya por la tarde, cuando por fin me pude reunir con ellos y facilitarles diversos títulos y libros donde buscar sobre los participantes en ese punto del conflicto, me relataban emocionados su vivencia matinal, y cómo Miguel Gea quería recorrer, antes de que fuera tarde, los últimos pasos que siguió su padre antes de desaparecer.

De igual manera, tras ponerse en contacto Luis Pedro, de la Asociación para la Recuperación de la Memoria Histórica del Alto Palancia (AMHAP), se les facilitó los listados que manejan para comprobar si, por azares del destino, su familiar hubiese sido registrado en los campos de concentración, presidios, o listados de fusilados en los diferentes cementerios valencianos, y no estuviese tan desaparecido como ellos afirmaban. Por desgracia, la luctuosa búsqueda no dio resultados, y con ello, se reafirmaba la idea de Miguel Gea de desplazarse a Valencia para dejar muestras de su ADN por si en el futuro, nuevas excavaciones dieran con el cuerpo de su padre y este fuese trasladado a Andújar (Jaen), lugar de origen del soldado Miguel Gea.

Con todo ello, además de curar una herida emocional, buscaban dejar testimonio mediante un libro "El soldado Miguel: Recuperando la memoria, buscando la verdad" y una web "El abuelo Miguel" donde se recoja la vida y trayectoria bélica de Miguel Gea Gil, siguiendo el rastro de su Brigada. Toda esa información ahora ya está disponibles en la red, y de ella os presentamos un breve extracto.

Miguel Gea Gil, nació en Andújar allá por el año 1902. De profesión hortelano, a finales de los años 20 se casó con Eufrasia Almodóvar Criado, de profesión peinadora. Fruto de esta relación nacieron dos hijos: Paquita y Miguel.

En 1932 se afiliaba a la UGT, y tras el estallido de la Guerra Civil, se alistó voluntario en el cuerpo de Carabineros de la República, cuyos efectivos se convirtieron en un elemento fundamental del Ejército Popular. Su ingreso efectivo en el cuerpo de Carabineros se produce el 04/11/1937 y aparece en el Boletín Oficial del Instituto de Carabineros (nº 7 del 24-01-1938) con fecha de ingreso de 19-01-1938 y con destino en las unidades de Infantería.


Formó parte como soldado y, después, como cabo de la Brigada Mixta 211ª desde el comienzo del año 1938 hasta el final de la guerra.

Dicha brigada participó entre otras, en la famosa  Batalla de Teruel, reforzando a la 27ª División en el sector de Montalbán hasta el 10 de marzo.

Meses después se tiene noticia de su participación en la Batalla de Aragón, estando el 10 de marzo en Lécera con la misión de taponar el derrumbamiento del frente en Belchite; y el 11 de marzo en la zona de Oliete-Alarcón, de la que tuvieron que retirarse de forma desorganizada. El día 13 la brigada tuvo que evacuar las poblaciones de Ariño, Alloza y Andorra, y debido a que tuvo muchas bajas, fue retirada del frente y enviada a cubrir la zona del río Guadalope, Calanda y Foz de Calanda. 


La brigada se encontraba en Calanda, a mitad de marzo, y en Guadalope el 23. La brigada ataca las posiciones nacionales en la zona de Alcañiz y Castellserás sin resultados positivos. El 28 de marzo realizaron una defensa tenaz de Valdealgorfa, pero al final fue desbordada. Un batallón de la 211ª BM quedó al norte del Ebro acosado por las tropas franquistas que habían pasado el río por Quinto.


En Morella, el 3 de abril, se registraron intensos combates contra las tropas del general Aranda. La brigada se retira hacia Alcalá de Xivert, y allí se le encarga la defensa del Castillo de Xivert. La brigada fue retirada de la primera línea del frente y se integró en la 22ª División del Cuerpo de Ejercito Republicano (30-04-1938).

Después de estas intervenciones, la brigada fue destinada al frente de Levante, y participó en la defensa de Mora de Rubielos logrando contener la embestida de las tropas franquistas.gracias a una destacada intervención. En ella caería herido nuestro protagonista (25/08/1038), reintegrándose a filas tres meses después.


Por último, la BM 211ª se integró en la 40ª División y ésta en el XVIIº Cuerpo de Ejército del Ejército de Levante en un frente que iba desde Teruel hasta el mar y que permaneció prácticamente inactivo desde el inicio de la batalla del Ebro hasta el final de la guerra.

Allí se encontraba cuando se dio orden de volver a casa. Y eso intentó Miguel, volver a Andújar, junto a su mujer y sus hijos, según cuentan algunas personas que estuvieron en el frente con él. Sin embargo, Miguel nunca regresó con sus seres queridos... Se cuenta que creyó las palabras de Franco de que "quién no hubiese cometido delitos de sangre, podría volver sin problemas a su domicilio". Desgraciadamente no eran verdad y él fue uno más de los miles de hombres y mujeres que fueron asesinados sin juicio por el hecho de encontrarse viviendo en la zona republicana y haber defendido a la legalidad y a la República.

Aunque no se ha podido probar, es posible que fuese retemido en un centro de detención o internado en alguno de los campos de prisioneros que se crearon para concentrar a los soldados de la República que no habían podido o querido coger el camino del exilio. Quizás sus restos se encuentren en los alrededores de los campos de concentración valencianos, o en alguna de las fosas comunes de la provincia de Valencia o Albacete.

Y esa búsqueda es la que están realizando sus familiares, especialmente su hijo Miguel y sus 9 nietos y nietas: conocer el paradero de sus restos algún día y las causas de su muerte, relatando en ese libro y la web todos los hallazgos y pasos dados para alcanzar ese objetivo.

Mientras tanto, descanse en paz Miguel en el lugar en el que esté...

No hay comentarios:

Publicar un comentario