ESTOY BUSCANDO TRABAJO. Pincha ESTE ENLACE para ver mi Curriculum Vitae

EL INCENDIO DE LA CALDERONA CONTROLADO TRAS QUEMAR 1289 HECTÁREAS

El incendio que desde el pasado miércoles afectó a la Sierra Calderona, se dio por estabilizado y sin llamas tras arrasar 1.289 hectáreas el pasado viernes. Todavía tardará unos días en darse por extinguido.

El incendio forestal declarado el pasado miércoles en Gátova y que ha terminado afectando a los término de Soneja, Segorbe y Altura, en el entorno del Parque Natural de la Sierra Calderona, está estabilizado y sin llama desde la tarde del viernes, tras arrasar 1.289 hectáreas, según el Centro de Coordinación de Emergencias de la Generalitat. No obstante, dada la existencia de cenizas calientes y la posibilidad de algún rebrote, todavía tardará unos días en declararse como extinguido.

Superficie afectada por las 1289 hectáreas calcinadas
Para lograr su control y estabilización, los 27 medios aéreos que llegaron a concentrarse durante la jornada del viernes trabajaron hasta la puesta de sol, acompañados por los cerca de 600 medios terrestres, consiguieron frenar el empuje de las llamas a eso de las 20 horas del viernes. Además, estas labores se vieron reforzadas por el aumento de la humedad de la noche y la lluvia que cayó a primera hora de la mañana, lo que ayudó, considerablemente, a bajar las temperaturas del perímetro y a aumentar la humedad del terreno

Desde entonces, continúan las labores de contol en la zona afectada del incendio forestal para evitar rebrotes en su perímetro, pues todavía hay zonas calientes aunque de momento no existen reproducciones. Así, son ahora un helicóptero realizando el reconocimiento de la zona, y un total de 46 efectivos terrestres y 5 vehículos quienes se ocupan ahora de estas tareas.

Estos son los únicos que se han quedado en la zona, tras irse marchando los demás medios a otros focos menores que se produjeron por el territorio valenciano durante el fin de semana. Con todo ello, hay que destacar el mpagable trabajo realizado por los integrantes del dispositivo desplegado, además de la gran colaboración entre todas las administraciones presentes, tanto propias como de las comunidades vecinas, como uno de los elementos claves en las tareas de extinción del incendio.

También se ha reabierto la circulación por la CV-25, que une Liria con Segorbe, que ofrece un desolador aspecto, con ambos lados del sinuoso trazado cubiertos de un manto grisáceo que se ensancha desde las cunetas hasta las cimas de las lomas. Pinos calcinados, algún cable eléctrico descolgado y rodeado de conos para alertar a los conductores y las piedras desprendidas obligan a los usuarios de la vía a no separar la vista del trazado, sobretodo ciclistas, vehículos de vigilancia forestal y bomberos, y los propietarios de parcelas afectadas.

Por el contrario, todavía varios caminos rurales de la localidad de Soneja permanecieron cortados hasta el sábado por patrullas de la Guardia Civil  ya que algunos vecinos querían acudir a sus parcelas para ver el estado en el que se encontraban. Una acción natural que ha motivado el enfado de los mismos ante la prohibición de los agentes, que se une a la imposibilidad de participar en las tareas de extinción, como ocurría años atrás. 

Los vecinos de la zona están molestos porque el fuego ha pasado por donde ha querido. Lo que querían es ayudar porque, al fin y al cabo, esas tierras son las que ellos trabajan, y no les han dejado hacer nada ni pasar por ningún sitio a ver sus parcelas, que en ocasiones han servido como infranqueables cortafuegos.

En este sentido, cabe indicar que de la superficie quemada, alrededor de 250 o 300 hectáreas pertenecen al término municipal de Altura, y que el municipio peor parado ha sido el de Segorbe, con alrededor del 85% del perímetro afectado. En Soneja, las partidas afectadas han sido las de Perita, Titonares y Barranco Melón, sitas entre Segorbe y Soneja a la altura de la A-23

Al parecer, se sigue bajarajando que fue un rayo latente el origen del fuego, que ha afectado al área de influencia del parque natural de la Sierra Calderona. Pero desde el Centro de Coordinación de Emergencias se afirma que siguen trabajando en la investigación y que no se puede dictaminar nada por el momento.

Sea el motivo que fuere, el caso que este incendio se suma al más de medio centenar de incendios que este este importante espacio medioambiental ha sufrido en los últimos 20 años. En esta ocasión han sido arrasadas cerca de 600 hectáreas del parque natural (las otras casi 700 son de su área de influencia), lo que lo pone como uno de los más devastadores de los últimos años, sólo superado por el ocurrido en el verano de 2012 con el incendio originado en Andilla (20.000 hectáreas en total). Y pese a ello, las administraciones no logran dar con el medio para protegerlo definitivamente de las llamas, como solicitan continuamente los alcaldes de los municipios integrados en la Junta Rectora del Parque Natural.


Y más, si se tiene en cuenta que este incendio se ha producido en los últimos días de un mes de junio que se ha posicionado como el tercero más cálido de la serie, desde 1950, solo superado por el de los años 2003 y 2012, según la Agencia Estatal de Meteorología (Aemet) a través de su cuenta de Twitter, a lo que cabría añadir las denuncias en la comarca del Alto Palancia por la existencia de avionetas que 'pulverizan' yoduro de plata para deshacer las tormentas, unas alertas que han llegado a ser investigadas por la Guardia Civil.

En la actualidad, se está trabajando en el desarrollo del nuevo Plan de Prevención de la Calderona, un documento cuya vigencia acabó en 2016 y cuya actualización -que tendrá una validez de diez años- está previsto que esté finalizada en breve. No obstante, es el PORN (Plan de Ordenación de los Recursos Naturales) el que dicta cómo se debe realizar la recuperación, que de momento habrá de esperar unos cuatro años antes de poder actuar en la reforestación. Precisamente, para tutelar y controlar esa recuperación, se conformará una mesa de concertación en la que participarán todos los agentes implicados.

Cabe recordar que el Parque Natural de la Sierra Calderona, entre las provincias de Valencia y Castellón, es uno de los espacios naturales protegidos más emblemáticos de la geografía valenciana, desde que fuera declarado parque natural el 15 de enero de 2002. La diversidad de ambientes forestales y la importancia de las especies presentes, como el alcornoque, define a este espacio natural cómo un enclave de gran valor natural y como el pulmón verde más próximo a la ciudad de Valencia , que se extiende sobre más de 18.000 hectáreas -la sierra Calderona ocupa 60.000 hectáreas en las estribaciones del sistema Ibérico-.

No hay comentarios:

Publicar un comentario