ESTOY BUSCANDO TRABAJO. Pincha ESTE ENLACE para ver mi Curriculum Vitae

LA DIPUTACIÓN RESTAURA LA TABLA DE LOS SANTOS MÉDICOS DEL MUSEO CATEDRALICIO DE SEGORBE

Se han hecho ensayos con ondas electromagnéticas, microscopia electrónica y con luz ultravioleta, y espectroscopia de infrarrojo. Restaurando obras de este valor se  contribuye a potenciar el patrimonio provincial y a dinamizar el turismo de la comarca 

Un intenso trabajo tanto humano como tecnológico ha permitido que la Diputación de Castellón haya restaurado la valiosa ‘Tabla de los Santos Médicos’, que ya está expuesta en el museo de la Catedral de Segorbe.

En el acto, celebrado en la capilla de El Salvador de la Catedral, han estado presentes el deán, Tomás Tomás Beltrán, el representante del cabildo, Federico Caudé y el especialista en patrimonio de la diócesis, Pere Saborit, así como representantes del ayuntamiento de Segorbe y de algunas instituciones de la ciudad.


El doctor Juan Pérez ha dirigido los trabajos de recuperación de esta obra, en los que han participado otros miembros del Servicio de Restauración de la Diputación de Castellón, que estuvo representada por el vicepresidente, Vicent Sales, quien matizó que este trabajo se ha llevado a cabo debido al convenio de colaboración existente entre la diputación y la diócesis de Segorbe, manteniendo con ello el compromiso provincial de la recuperación del patrimonio de la provincia. .

Se trata de una obra realizada al temple sobre tabla, que representa a los Santos médicos Cosme y Damián. Inicialmente eran dos piezas separadas, pertenecientes posiblemente a un mismo retablo, pero que en un momento dado se unen para formar una sola.

La presentaba una abrasión de las zonas claras por alguna limpieza antigua, que se había intentado disimular con retoques. Además, debido a la unión, se realizaron grandes repintes para ocultar la evidencia de ser dos piezas, pintando todo un celaje nuevo, junto con detalles en la zona del paisaje. Albergaba también dos refuerzos en los extremos inferior y superior, para evitar su alaveo, que estaban ocultos por un repinte que prolongaba la pintura. Además, el soporte leñoso presentaba fuertes ataques de insectos xilófagos.

Lo más destacado en esta intervención ha sido devolver la obra a su imagen primigenia, exceptuando la separación de las dos tablas, por ser una intervención muy traumática e innecesaria, dado que esta unión está en perfecto estado y el retablo no existe actualmente. Se ha realizado una limpieza química a excepción de zonas donde los repintes fueron eliminados a bisturí.

La reintegración cromática se ha realizado como si de dos tablas se tratase, ya que a cada una de ellas se le ha aplicado un criterio de reintegración, ateniéndose más al aspecto de la superficie pictórica. Además, se han recuperado las zonas laterales que originariamente presentaban lámina dorada.

La ciencia al servicio del arte

También se ha realizado un estudio científico pormenorizado, para determinar el alcance de todas las intervenciones anteriores, así como el estado real de la pintura. Se realizó una toma de muestras para su posterior analítica elemental, realizada por Livio Ferraza, como un estudio con diferentes END (Ensayos No Destructivos) basados en la aplicación de diferentes longitudes de ondas electromagnéticas, realizado por Pascual Mercé y el Dr. Juan Pérez.

El análisis de distintas micromuestras se ha hecho con estudio estratigráfico utilizando las técnicas de la microscopia óptica en luz visible y ultravioleta (MO vis-UV), la microscopia electrónica de barrido acoplada a un sistema de microanálisis (MEB-EDX) y la espectroscopia de infrarrojo (FTIR), con el fin de determinar los materiales empleados por el autor (cargas minerales, pigmentos, colorantes, láminas metálicas, etc.), la técnica de ejecución de la obra y evaluar la presencia de intervenciones.

En las muestras estudiadas se observa una capa constituida por una preparación de yeso y cola animal sobre la cual se extiende una capa aislante de naturaleza orgánica y las distintas capas de color. Entre los pigmentos y colorantes identificados encontramos el blanco de plomo, bermellón, laca roja, azul orgánico (posible índigo), pigmentos tierras y negro carbón. En el estudio estratigráfico de la muestra del dorado, se observa una lámina metálica de oro que se asienta mediante una capa de cola protéica, directamente sobre la preparación de yeso.

En las observaciones de las muestras en sección estratigráfica, generalmente se aprecia en superficie una serie de intervenciones con la aplicación de distintas capas de recubrimiento de naturaleza orgánica y depósitos de suciedad.

Los END empleados han sido el estudio mediante luz Ultra-Violeta (UV) la fotografía Infra-Roja (IR) y la Reflectografía IR. En ellas se ha podido observar las diferentes capas de barniz, de repintes y se ha podido ver todo el dibujo preparatorio. En este último examen se ha determinado zonas ocultas y se ha corroborado que eran dos piezas separadas por la diferencia de estilo en el tipo de trazo de dibujo, al igual que su tamaño, donde no coincide la escala.
Fuentes: Cróncias del Palancia - InfoPalancia.com

No hay comentarios:

Publicar un comentario