ESTOY BUSCANDO TRABAJO. Pincha ESTE ENLACE para ver mi Curriculum Vitae

LA RECOLECCIÓN DE LA OLIVA BAJA UN 70% RESPECTO A 2015

A pesar del esperado desplome en la producción, las oleícolas prevén un aceite de excelente calidad 

El Alto Palancia ha arrancado su campaña de la recogida de oliva con unas expectativas de recolección muy por debajo de las cifras récord del pasado año. Y es que la histórica cosecha del 2015, que superaron todas las expectativas, ha dado paso este año a un desplome más que considerable en la producción de aceite de oliva virgen extra previsto para este año. Eso sí, puntualizan desde las oleícolas más importantes de la comarca, la calidad del aceite se prevé sea excelente, como todos los años, a pesar de que se va a reducir considerablemente el número de kilos recolectados, no solo en el Palancia, sino en la mayor parte de la Comunitat Valenciana. 

Como causas más destacadas, se apresuran a explicar los directores de las entidades, la sequía durante el verano, así como el calor y poniente que en la época de floración ha supuesto un inconveniente para la formación del fruto. Dos factores fundamentales a la hora de conseguir una buena cosecha a los que también se suma la gran producción recolectada el pasado año que «castigó» a los árboles. 

Como apunta Miguel Abad, el presidente de la cooperativa de mayor producción del Alto Palancia, la de Altura, «este año esperamos la recolección de 1,5 millones de oliva», muy por debajo de los 7 millones de la pasada campaña. Para Abad, «a pesar de que lo del año pasado fue algo extraordinario y después de una cosecha como aquella lo normal es que este año hubiera habido la mitad, el que haya bajado casi un 80% sería por la sequía, ya que buena parte de la oliva en Altura está en terreno de secano y por el calor durante la floración que ha hecho que no cuaje el fruto». 

La Cooperativa San Isidro de Segorbe abrió sus puertas hace unos días con una previsión de recolección de 700.000 kilos de aceituna, procedentes de los cultivos de goteo, muy lejos de los 3.400.000 kilos que molieron el pasado año, que supusieron 600.000 litros de aceite. El director de la entidad, Rafael Juan Pacareu, comenta que la causa principal de la merma en Segorbe es la falta de lluvia. «Con apenas 200 litros de agua por metro cuadrado registrados en Segorbe, el olivo de secano ha sufrido mucho este verano. Esto, junto al esfuerzo del árbol por la abundante cosecha anterior ha hecho que no cuaje el fruto». Además, seguún su opinión, este año, «la maduración es muy irregular en función de la cantidad de fruto que tenga cada árbol y el viento de estos últimos días ha tirado parte de la cosecha al suelo». 

Desde la conocida cooperativa oleícola de Viver, su director, Fernando Marco, apunta que la previsión es recolectar unos 800.000 kilos esta campaña, una reducción de poco más del 50% con respecto a los 1,7 millones de kilos del pasado año. Marco matiza que en el caso de Viver, aunque la sequía ha influido, el mayor problema en esta población que cuenta con gran parte de su olivar en regadío y goteo ha sido el calor en la floración. 

En la cooperativa jericana, su presidente, José Manuel Gil anuncia que este año «ni siquiera se puede prever la producción que se espera porque está siendo bastante desastroso. En los días que lleva abierta la Cooperativa se ha pesado poquísimo, así que no sé siquiera si llegaremos a los 150.000. Todavía es pronto para decirlo, aunque lo que está claro es que muy por debajo de los 850.000 kilos del año pasado».
Fuente: Ana Monleón - Levante EMV

No hay comentarios:

Publicar un comentario