ESTOY BUSCANDO TRABAJO. Pincha ESTE ENLACE para ver mi Curriculum Vitae

EL SUBSUELO SAGUNTINO SIGUE MOSTRANDO SU PASADO

El hallazgo de dos esqueletos musulmanes en las obras ejecutadas en la Calle Valencia, permitirán ampliar el estudio sobre las necrópolis saguntinas en diversas épocas.

Foto: Levante EMV
Las obras de reurbanización de la calle Valencia que está realizando el Ayuntamiento de Sagunto, consistentes en la demolición del pavimento existente (calzadas y aceras), la formación de cajas de viales y aceras, la colocación de varias instalaciones y los trabajos de pavimentación y obra civil, así como la canalización para los colectores de pluviales y alcantarillado, así como una serie de mejoras propuestas por la empresa adjudicataria, Grupo Bertolín SA como el chapado en piedra, las barandillas frente a la iglesia y su iluminación, el alumbrado público, los trabajos de arqueología, jardinería y riego, han dado sus primeras sorpresas.

Las obras, que se ejecutan bajo un seguimiento arqueológico, han permitido el hallazgo de dos esqueletos de época musulmana, que permiten abrir nuevas investigaciones sobre las necrópolis saguntinas, pues cabe recordar que en la zona ya aparecieron numerosos restos de tumbas romanas con motivo de las obras que se ejecutaron en calles paralelas a la misma, así como en la Iglesia del Salvador.

Cabe recordar que el origen de este barrio, pese a los hallazgos arqueológicos de época romana, como los aparecidos en el antiguo cine Marvi (Domus dels Peixos) y otros túmulos funerarios y habitaciones que se supone flanquearían la Vía Augusta de camino al acceso principal, se remonta al menos al siglo XI, cuando tras ser sometida la ciudad por Rodrigo Díaz (El Cid Campeador), se levantó una iglesia para los cristianos que vivían en la ciudad, y que después fue de nuevo tomada por los musulmanes. Tras la reconquista cristiana, en ella se instalaron varios vecinos procedentes de Aragón y Cataluña traídos por el templario Dionisio de Sanfeliu, que obtuvo del rey Jaime I autorización para la construcción de hostales en el barrio, que fue el único hasta el siglo XV que tuvo en la ciudad el nombre de Arrabal.

No hay comentarios:

Publicar un comentario