ESTOY BUSCANDO TRABAJO. Pincha ESTE ENLACE para ver mi Curriculum Vitae

EL CORCHO DE LOS ALCORNOQUES PALANTINOS ESTE AÑO SE QUEDARÁ EN SUS TRONCOS

La sequía ha motivado que el corcho quede muy adherido, y se ha tenido que desistir su extracción. 

Los bosques de alcornoques de los Parques Naturales de la Serra de Espadán y la Calderona ubicados en la Comarca del Alto Palancia deberán esperar al próximo año para ejecutar la extracción de corcho de sus troncos. 

La extrema sequia que durante estos últimos meses ha azotado la comarca palantina ha hecho que, finalmente, desde una de las empresas con mayor producción de tapones de corcho, Espadán Corks, hayan tenido que desistir en realizar la extracción de corcho en los alcornoques de municipios como Almedíjar, Azúebar o Chóvar. 

Un proceso que, habitualmente, según explica su gerente e ingeniero técnico agrícola, Adolfo Miravet se suele hacer en junio pero que esta campaña ha sido imposible de realizar “porque, al no llover, el corcho está muy adherido y no sale”. Miravet, detalló, no obstante, que en algunos árboles ubicados en zonas de l’Alt Millars como Alcudia de Veo “sí hemos comenzado esta semana a sacar, porque las últimas lluvias localizadas lo han permitido”. En concreto, en esta zona hace un mes cayeron precipitaciones que dejaron hasta 150 litros por metro cuadrado. “Esto nos permite, al menos, poder extraer algo de corcho para mantener la producción”, afirma el técnico, que reconoce que esta merma de la producción obligará a la empresa a comprar el resto de Andalucía. 

La forma en que operan los extractores de corcho del Alto Palancia se convierte en todo un atractivo incluso de interés turístico por la dificultad y vistosidad que entraña el proceso, ya que se realiza de manera totalmente artesanal, con la única ayuda de hachas, estacas y cuerdas para subir al árbol. Una tarea costosa, complicada y muy desconocida por la mayoría de gente. 

En los meses de junio, julio y agosto, los expertos esperan el momento justo en el que los alcornoques cuentan con más savia en su tronco para que las células muertas que forman la corteza –es decir el corcho– puedan deprenderse con mayor facilidad. Como únicos aperos usan hachas, cuerdas para subir al árbol y estacas. Con las hachas, los operarios van trazando un aro alrededor del tronco y con ayuda de las estacas van soltando poco a poco los trozos de corteza que posteriormente se convertirá en la materia prima. 

La Sierra de Espadán cuenta con el único ejemplo de bosque maduro de alcornoques existente en toda la Comunidad Valenciana. Este bosque, no es solo de vital importancia para la conservación de especies de fauna y flora, sino que también es una fuente de ingresos para los pobladores de estas tierras. 

La extracción de su corteza, con técnicas que no han variado desde hace siglos y que han sido transmitidas de generación en generación, es una actividad tradicional que se lleva a cabo en los meses de verano. Este ancestral aprovechamiento del bosque mediterráneo es un claro ejemplo del uso racional y sostenible de los recursos que la naturaleza proporciona. 

Además de la disminución en la producción de corcho para este año, el gerente de la firma ratifica su “preocupación” ante el hecho de que la ausencia de precipitaciones y la sequia favorezcan la proliferación de incendios en los montes palantinos este verano.
Fuente: Crónicas del Palancia

No hay comentarios:

Publicar un comentario