ESTOY BUSCANDO TRABAJO. Pincha ESTE ENLACE para ver mi Curriculum Vitae

LA IGLESIA DE BENICALAF DE BENAVITES TAMBIÉN SUFRE LAS CONSECUENCIAS DEL VIENTO

Se producen desprendimientos en la fachada de la iglesia de Benicalaf de Benavites. El Ayuntamiento ya ha solicitado una subvención a la Diputación para restaurar el monumento y evitar su ruina 

Estado actual de la iglesia de Benicalaf. Foto EPDA
La lluvia y el viento de prin­cipios de marzo han deteriora­do más aún si cabe la estruc­tura de la iglesia de Benicalaf, que espera desde hace años una actuación urgente para evitar su ruina. 

Este monu­mento del siglo XVIII del mu­nicipio de Benavites presenta un estado total de abandono y las inclemencias meteoroló­gicas han provocado la caída de parte de la espadaña, zona superior de la iglesia en la que están abiertos los huecos para colocar las campanas. Así lo ha afirmado el alcalde de Benavites, Carlos Gil, quien ha destacado que la situación es alarmante ya que “el mal tiempo ha provocado la caída de unos cascotes de la parte superior de la iglesia y teme­mos que se pueda declarar en ruina este monumento tan importante para el municipio y para toda la comarca de La Vall de Segó”. 

Cabe destacar que la iglesia de Benicalaf es uno de los pocos testimonios de los antiguos poblados desaparecidos de la comarca, que recoge la historia de un rico poblado musulmán de 40 ó 50 casas y una iglesia. Era una de las poblaciones más populares de La Vall de Segó y en 1982 se declaró monumento histórico-artístico.

El Ayuntamiento ya ha so­licitado una ayuda económica de 60.000 euros a la Diputa­ción de Valencia para llevar a cabo una primera fase de re­habilitación para sanear la cu­bierta y la fachada de la iglesia de Benicalaf, con el objetivo de poner freno a este rápido dete­rioro del monumento. Y es que este tesoro histórico de Les Valls ha permanecido cerrado durante más de 200 años y ha sido utilizado como corral de ganado e incluso de almacén. 

Para el primer edil, la actua­ción en el inmueble es “urgen­te” tras la caída de varios cas­cotes de la espadaña y espera que la Diputación de Valencia resuelva positivamente lo más rápido posible a la subvención solicitada. Por suerte, los desprendi­mientos no causaron ningún herido y los técnicos del Ayun­tamiento de Benavites limpia­ron la zona inmediatamente tras conocer lo sucedido el pa­sado viernes 14 de marzo. 

Los cascotes cayeron sobre la Vía Augusta, carretera que es uti­lizada por varios vehículos de agricultores y senderistas de la comarca. El Grupo de Cronistas e In­vestigadores del Camp de Mor­vedre también han reclamado a la Corporación provincial ayuda para restaurar este mo­numento que puede quedarse en el olvido. Exigen que la Di­putación “se solidarice y ponga en marcha una actuación rápi­da antes de que sea demasiado tarde”. “Deseamos recuperar­lo, consolidarlo y evitar que se degrade más. Necesitamos que vuelva a ser un elemento patri­monial destacado”, subrayan.
Fuente: M. Martínez - El Periódico de Aquí

No hay comentarios:

Publicar un comentario