ESTOY BUSCANDO TRABAJO. Pincha ESTE ENLACE para ver mi Curriculum Vitae

XV FERIA DE OFICIOS DE ALMEDÍJAR

Almedijar celebra su XV feria de oficios, los días 6 y 7 del presente mes de abril, lo que para algunos es un acto esperado y obligado durante las pascuas.  

Almedijar celebra su XV feria de oficios, los días 6 y 7 de abril de 2013, lo que para algunos es un acto esperado y obligado durante las pascuas. 

Almedíjar, como los demás pueblos de la Sierra Espadán, ha dependido siempre del esfuerzo y del ingenio de sus habitantes para sobrevivir. La escasez de tierra cultivable, el terreno agreste y la falta de recursos naturales provocaron que se diversificaran las formas de ganarse la vida.

Esta diversidad de actividades, de alguna manera, ha marcado carácter. Cuando empezó la Feria de Oficios, hace ahora quince años, todos nos sorprendimos de la variedad de saberes que atesoraban las personas más mayores: desde fabricar carbón, jabón o cestas hasta hacer pan, vino, aceite o embutidos.

Así que la Feria de Oficios de Almedíjar no es más que una ventana a los conocimientos acumulados y atesorados durante generaciones, que vamos enriqueciendo año tras año con las aportaciones de los vecinos. No hay que olvidar que la Feria es posible porque los habitantes de Almedíjar apoyan, cuidan y participan en este acontecimiento que ya está empezando a ser tradicional.
esparto
En la presente edición, tras unos cuantos años de oficio ininterrumpido (1999-2013), tendremos la oportunidad de disfrutar de las ya habituales exposiciones (caza, agricultura, colegio, pintura...), talleres (cantero, cuchillero, sillería, carbonero, instrumentos musicales...), artesanía (cestería, marroquinería, esparto...) así como de otras actividades tal que el esquilado de animales, conciertos, o el intercambio de semillas tradicionales; además de disfrutar de los alimentos que nos afrece este particular pueblo de la sierra Espadán. 

Arraigado a sus costumbres y tradiciones, los que han tenido la oportunidad de conocer Almedijar aunque solo sea un poco, saben del empeño de sus gentes por la conservación y la defensa del patrimonio y de su comunidad, de la reflexión que en la mayoría de los casos lleván parejas sus actuaciones, del conocimiento que incluso los más jóvenes tienen de la realidad del entorno en el que viven, del espacio rural, de las ganas y el empeño que depositan en tirar las cosas hacia delante, como por ejemplo la recién inaugurada banda de música que acaban de formar, en fin, de un conjunto de cualidades que hacen ver en este pueblo un ejemplo a seguir, al menos para los tiempos que corren. 

Influenciados también por el turismo, claro está, si bien podemos pensar que su propuesta es un tanto diferente a la masificación y precariedad que ofrece este sector en otras de sus versiones, en las que el habitante urbanita utiliza este como vía de escape en momentos puntuales y sin conciencia, con sus consiguientes subidas y bajadas, y todo lo que ello implica. Así este podría ser un pequeño ejemplo de la autonomía y modelo de producción que algunos de nosotros consideramos naturales y necesarios para nuestros pueblos, como ellos mismos dicen, sin pretender aportar una imagen más o menos bucólica de nuestro día a día.
Fuente: El Eco del Palancia

No hay comentarios:

Publicar un comentario