ESTOY BUSCANDO TRABAJO. Pincha ESTE ENLACE para ver mi Curriculum Vitae

SE COMIENZA A TRABAJAR EN LA ZONA AFECTADA POR EL INCENDIO

40 parados locales inician la limpieza de los montes quemados del Palancia en el incendio de este verano, para satisfacción de los alcaldes de Altura, Sacañet, Bejís y Teresa. La sociedad pública estatal Tragsa prevé contratar a más desempleados de la zona en próximas semanas 

Cerca de 40 vecinos de la comarca del Alto Palancia han comenzado a limpiar las 10.000 hectáreas que se quemaron el pasado verano en Teresa, Sacañet, Altura, Bejís y Jérica, en el incendio que se originó en Andilla, en la provincia de Valencia. 

Los brigadistas están contratados por la sociedad pública española, Tragsa (Empresa de Transformación Agraria SA), que presta servicios esenciales en cuanto a desarrollo rural, conservación del medio ambiente y emergencias. Tras recibir unas sesiones formativas, los empleados han iniciado el trabajo de campo con el fin de eliminar los restos carbonizados de la vegetación, con lo que, por una parte, se solucionará el problema del impacto visual que suponía el paisaje lunar en el que se convirtió la zona tras las llamas y, por otra, se prevendrá la proliferación de plagas de animales asociadas a estas catástrofes.

Además de adecuar la región, Tragsa ha empleado a desocupados locales, por lo que son dos noticias positivas”, defendió ayer el alcalde de Altura, Rafael Rubio, quien detalló que, aparte de los 15 operarios actuales, les han prometido que “en las próximas semanas contratarán a más parados que se beneficiarán del plan de mejora del monte arrasado”. Asimismo, defendió que en su municipio trabajan más asalariados por el simple hecho de que “aquí se quemaron 4.800 hectáreas, lo que supone casi la mitad de los bosques afectados”. 

Por su parte, el primer edil de Teresa, Juan Ernesto Pérez, en cuyo municipio están destinadas seis personas, explicó que “no podían tardar más en comenzar las labores porque las precipitaciones provocan que la suciedad llegara hasta el cauce del río”. También acogió con “mucha alegría” la activación de los grupos de trabajo el munícipe de Sacañet, que cuenta con cinco brigadistas. No obstante, lamentó que “no se sabe hasta cuándo estarán en el Palancia”, ya que depende del presupuesto que haya, “pero lo más lógico es que se realicen tareas de mantenimiento durante los próximos meses y que se haga una reforestación importante que permita que la comarca vuelva a su estado inicial cuanto antes”, manifestó. 

Desde Bejís, donde hay ocho vecinos contratados, su alcaldesa, Olga Pradas, expuso que “es muy positivo que gente de aquí forme parte de las cuadrillas, sobre todo en la época de crisis en la que estamos, y se espera que sean muchos más los que entren en la rueda en las próximas semanas”

 Por su parte, los residentes de la comarca ven con buenos ojos que la sociedad pública estatal haya generado empleo, “aunque sea para arreglar una catástrofe, porque no estaría bien que viniesen de fuera cuando son los de aquí los que sufren y sufrirán las consecuencias de un incendio que ha afectado a ganaderos, empresarios turísticos y vecinos”.
Texto y fotos: Esperanza Orellana - cronicasdelpalancia.blogspot.com

No hay comentarios:

Publicar un comentario