ESTOY BUSCANDO TRABAJO. Pincha ESTE ENLACE para ver mi Curriculum Vitae

ARDE OTRO SANTUARIO MARIANO EN CASTELLÓN

El Santuario de la Virgen de La Balma, en Zorita del Maestrazgo, ardió el pasado sábado por la noche. Tras el robo de la talla de la Virgen de la Cueva Santa, es el segundo santuario mariano de Castellón que sufre una agresión en menos de dos meses.

La comarca de Els Ports, especialmente Zorita del Maestrazgo, vivió el pasado sábado 02 de julio por la noche una jornada de conmoción por el incendio que sufrió la iglesia del Santuario de la Virgen de La Balma y que arrasó parte de su interior. El altar de la ermita, elaborado en la década de los 60 con cartón-piedra, así como la zona del coro, que databa de 1947, el corazón, la representación de la aparición y la zona central fueron las partes más afectadas por las llamas, quedando solo en pie la verja que se encuentra nada más entrar en este emblemático templo.

Las llamas y el humo también afectaron a la imagen de la Virgen de la Balma. Afortunadamente, no se trata de la imagen original -que está siendo restaurada-, sino de una réplica de la misma, por lo que el daño es relativo. Por suerte, el fuego no llegó a la zona de los exvotos ni a la hospedería -que acababa de ser profundamente reconstruida con una inversión de cinco millones de euros-, que siguió funcionando con absoluta normalidad. .

El suceso ocurrió durante la madrugada del sábado. Nadie se enteró hasta las 7.00 de la mañana, cuando Rafael Frasno, un granjero de la zona, alertado por el humo y las llamas que se veían desde el exterior del campanario de la ermita, dio el aviso al ermitaño, José Barberán, quien se desplazó rápidamente hasta el lugar junto a su mujer. Ambos, ayudados por el ganadero, trataron de apagar el fuego con extintores de la hospedería mientras avisaban a los bomberos de Morella para que se desplazasen al lugar, al que llegaron inmediatamente con dos vehículos y siete efectivos voluntarios, que tras abrier puertas y ventanas para limpiar el humo del ermitorio, lograron extinguir totalmente las llamas sobre las 12.00 horas.
Al estar completamente cerrada, no hubo una excesiva combustión en la ermita, aunque el recinto quedó totalmente afectado por el humo. "El altar ardió en unos minutos porque el material con el que estaba construido era muy inflamable", indicó Barberán.

Investigación abierta

El origen de las llamas todavía está por determinar. De hecho, la Guardia Civil se ha hecho cargo de las investigaciones. Al parecer, el fuego podría haberse iniciado por un cortocircuito producido en unos cables eléctricos en mal estado. Cabe recordar que las últimas obras de restauración acometidas en el templo únicamente se centraron en la mejora de la antigua hospedería, por lo que no afectaron al santuario. Ante la gravedad de los daños, la Guardia Civil, el ayuntamiento y el ermitaño de la ermita han decidido cerrarla temporalmente a las visitas, por el peligro que representa. No obstante, el restaurante anexo al templo sí permanece abierto al público.

José Barberán, el ermitaño de la Balma, se mostró muy afectado por el incendio. También el alcalde de Sorita, Manuel Milán, se mostró "abrumado" por el suceso. "Hemos estado años para que se restaurase la hospedería y ahora que ya estaba el proyecto aprobado para restaurar la ermita llega el incendio", lamentó. El ermitaño remarcó que el incidente "se ha producido cuando habíamos prohibido que se encendiesen velas en el interior, para evitar precisamente el riesgo de incendio".
El presidente de la Diputación Provincial, Javier Moliner, también se desplazó hasta Sorita para reunirse con el ermitaño y el alcalde y analizar lo sucedido en el interior de la Balma. Moliner anunció que la institución provincial firmará un convenio con el ayuntamiento para iniciar de inmediato los trabajos de restauración y reconstrucción del templo.“Los técnicos provinciales comenzarán este mismo lunes la evaluación de los daños. Soy consciente que el valor de este santuario es muy superior al económico, ya que es uno de los centros de peregrinación más queridos de toda la provincia. Vamos a realizar un esfuerzo para devolverle su esplendor lo más rápido posible”, aseguró Moliner.
El Santuario de la Balma, está incrustado materialmente en la rocosa ladera de la montaña la Tossa, y es uno de los lugares de Els Ports más visitados por los turistas. Dista un par de kilómetros de Sorita y para acceder a él hay que pasar primero por la hospedería, que también es un gran reclamo turístico. De hecho, para este verano no queda ni un hueco libre hasta octubre.

La Virgen de la Balma es muy venerada en Morella y su comarca, dado que libró a la ciudad dels Ports de la peste; también fue durante doscientos años lugar tradicional de exorcismos que se celebraron hasta el año 1950 en que un teniente de la Guardia Civil, ante la procesión de endemoniados que acudían a los exorcismos, disparó dos tiros al aire, gritando que no quería ver ningún endemoniado en el santuario. También se le reconoce a la Virgen de la Balma el milagro de haber realizado numerosas curaciones a aquellos enfermos de la llupia que se curaban al frotarse con el aceite de sus lámparas.

Dos de tres santuarios castellonenes afectados

Hay tres grandes santuarios históricamente milagrosos junto a la Basílica de San Pascual Baylón de Villareal, y de ellos, dos han sufrido daños irreparables en menos de dos meses.

Primero fue el Santuario de la Virgen de la Cueva Santa, en Altura, profanado, ultrajado y expoliado hace un mes; el segundo es el Santuario de la Virgen de la Balma, de Zorita, cuyo Altar Mayor y otras dependencias han sido pasto de las llamas -por suerte, no la venerada Imagen original-; y el tercero y no por ello menos importante, el de San Juan de Peñagolosa en Vistavella, donde aún se pueden observar los exvotos de cera, que los fieles depositaron durante cientos de años para obtener favores del Santo Ermitaño, y al que se dirigen todos los años en procesión los peregrinos de Las Useras.

Esperemos que estas desgraciadas acciones no obedezcan más que a una casualidad. No obstante, no estaría de más que las autoridades civiles y eclesiásticas tomaran algunas medidas de protección sobre este insigne santuario ubicado a caballo entre el Alto Mijares y L´Alcalaten, y evitar que su antiquisima talla, de madera y datada del siglo XII  y por ello de incalculable valor artístico, no acabe malparada por algún suceso

No hay comentarios:

Publicar un comentario